rsf.gif (20695 bytes)             xSSL.jpg (15557 bytes)

Warn.gif (2849 bytes)

hand.gif (13930 bytes)Ergo9.gif (150574 bytes)


Planifique de modo que ninguna actividad se prolongue durante largos periodos de tiempo.

Mantenga una postura correcta

Es importante que el cuerpo mantenga posturas cómodas, no forzadas.  Ello puede ayudarle a prevenir trastornos .  Recuerde que cambiar de postura durante tareas de larga duración también puede ayudarle a evitar la incomodidad y la fatiga.

Al usar el equipo, prepare el entorno y organice el equipo informático para conseguir una postura corporal relajada y cómoda.  Puesto que cada persona tiene un entorno de desempeño y un tamaño corporal únicos, no podemos recomendar un acondicionamiento exacto de la estación de trabajo para evitar incomodidades; no obstante, las siguientes sugerencias pueden ayudarle a obtener un entorno cómodo.

Para apoyar la espalda, tenga en cuenta lo siguiente:

 

-- Elija una silla que proporcione apoyo para la zona lumbar. 

-- Ajuste la altura de la superficie de trabajo y de la silla para adoptar una postura corporal cómoda y natural.

Ergo1.gif (69710 bytes)

Para adoptar posturas cómodas con las piernas, tenga en cuenta lo siguiente:

-- Retire los elementos que se encuentren debajo de la mesa para que las piernas se puedan colocar y mover con comodidad.

-- Utilice un reposapiés si los pies no descansan cómodamente en el suelo.

Ergo2.gif (15656 bytes)

Para reducir la distancia y adoptar posturas cómodas con brazos y hombros, tenga en cuenta lo siguiente:

-- Coloque el teclado y el mouse o la bola de seguimiento a la misma altura; deben estar a la altura de los codos. La parte superior de los brazos debe caer de forma relajada a ambos lados.

-- Al escribir, centre el teclado con respecto al cuerpo, con el mouse o la bola de seguimiento situada cerca del teclado.

-- Sitúe los elementos utilizados con más frecuencia de modo que estén cómodamente al alcance del brazo.

Ergo3.gif (230932 bytes)

Para adoptar posturas correctas con los dedos y las muñecas, tenga en cuenta lo siguiente:

-- Mantenga las muñecas rectas al escribir y al utilizar el mouse o la bola de seguimiento.  Evite doblar las muñecas hacia arriba, abajo o lateralmente.  Utilice las patas del teclado si le ayudan a mantener una posición recta y cómoda de las muñecas.

-- Escriba con las manos y las muñecas flotando sobre el teclado, de modo que pueda utilizar todo el brazo para alcanzar las teclas distantes en lugar de estirar los dedos.

Ergo4.gif (102108 bytes)

Ergo10.gif (9029 bytes)

Ergo11.gif (9473 bytes)

 

Para reducir la inclinación y el arqueamiento del cuello, tenga en cuenta lo siguiente:

-- Coloque el monitor en una posición centrada con respecto al cuerpo.  Si consulta documentos con más frecuencia que el monitor, coloque los documentos justo enfrente y el monitor ligeramente hacia un lado.

-- Utilice un atril para colocar los documentos a la altura de los ojos.

-- Sitúe la parte superior de la pantalla a la altura de los ojos.  Es posible que los usuarios que utilicen lentes bifocales tengan que bajar la altura de la pantalla o consultar con un profesional de la medicina cualificado sobre gafas personalizadas para trabajar con el equipo.

Ergo5.gif (45171 bytes)

Para reducir el esfuerzo visual, tenga en cuenta lo siguiente:

-- Coloque el monitor de modo que quede a una distancia equivalente a la longitud del brazo una vez sentado cómodamente frente al monitor.

-- Evite los reflejos.  Coloque el monitor lejos de las fuentes de luz que produzcan reflejos o utilice persianas para controlar los niveles de luz.

-- Recuerde limpiar la pantalla; si lleva gafas, límpielas también.

-- Ajuste el brillo, el contraste y el tamaño de fuente del monitor a los niveles que le resulten cómodos.

Relájese

Las fuerzas físicas interactúan continuamente con nuestro cuerpo. A veces sólo se considera que las fuerzas de gran impacto, como los accidentes de circulación, causan daños en nuestro cuerpo. No obstante, fuerzas menores también pueden producir daños, incomodidad y fatiga si son continuadas o se alargan en el tiempo.

Tenga en cuenta los tipos de fuerzas menores siguientes:

-- Fuerza dinámica, o una fuerza que se ejerce mediante el movimiento.  Por ejemplo, presionar las teclas al escribir o hacer clic con los botones del mouse.

-- Fuerza estática, o una fuerza continuada durante un periodo de tiempo.  Por ejemplo, sujetar el mouse o sostener el teléfono con el hombro.

-- Fuerza de contacto, o una presión que se produce al descansar sobre un borde o una superficie dura.  Por ejemplo, descansar las muñecas en el borde de la mesa.

Para reducir los efectos de las fuerzas menores sobre el cuerpo, tenga en cuenta las sugerencias siguientes:

-- Escriba con toques ligeros, con las manos y los dedos relajados, ya que se necesita un esfuerzo mínimo para activar las teclas del teclado.  Asimismo, utilice un toque ligero al hacer clic con el botón del mouse o al utilizar un joystick u otro dispositivo de juego.

-- No apoye las palmas de las manos o las muñecas sobre ninguna superficie al escribir.  Si dispone de un reposamuñecas, sólo debe utilizarlo durante las pausas de escritura.

-- Relaje los brazos y las manos cuando no escriba.  No descanse sobre bordes, como el borde la mesa.

-- Sujete el mouse con la mano relajada.  No sujete el mouse con fuerza.

Ergo6.gif (16798 bytes)
-- Ajuste la silla para que el asiento no ejerza presión sobre las corvas. Ergo7.gif (65138 bytes)

Al igual que en otras actividades, es posible que al utilizar un equipo (computadora, tableta, dispositivo mobil, etc.) experimente cierta incomodidad en manos, brazos, hombros, ojos, cuello u otras partes del cuerpo. No obstante, si padece de forma persistente o recurrente síntomas como incomodidad, dolor, punzadas, cosquilleo, entumecimiento, quemazón, rigidez, trastornos visuales, etc.
NO PASE POR ALTO ESTAS SEÑALES DE ADVERTENCIA. CONSULTE CON UN PROFESIONAL MÉDICO
Aunque los síntomas aparezcan cuando no trabaje con el equipo. Los síntomas de este tipo pueden estar relacionados con dolorosos daños o trastornos de nervios, músculos, tendones u otras partes del cuerpo y,en ocasiones, pueden llegar a discapacitar de forma permanente. Entre estos trastornos musculoesqueléticos (MSD) se incluyen el síndrome del túnel del carpo, la tendinitis, la tenosinovitis y otros estados.A pesar de que los investigadores no pueden aún dar respuesta a muchas preguntas sobre los trastornos MSD, existe un acuerdo general sobre los variados factores que pueden estar ligados a su aparición, entre los que se incluyen: el estado de salud general, el estrés y la manera de sobrellevarlo, estados médicos y físicos y la colocación del cuerpo durante el trabajo y otras actividades (incluido el uso de un teclado o mouse). El tiempo que una persona dedica a realizar una actividad también podría ser un factor.

 

Este es un resumen de tema de la "Guía de informática saludable" .-

NO IGNORE LAS SEÑALES DE ADVERTENCIA.  CONSULTE CON UN PROFESIONAL DE LA MEDICINA.-

volver a pagina: Roberto   Sanchez